Cable, de Casey y Ladrönn (Segunda Parte)

 

El dibujante mexicano José Ladrönn, por aquel entonces un total desconocido, sorprendió a propios y extraños con su estilo gráfico. Los lápices de Ladrönn parecían poseídos por el espíritu de Jack Kirby, y sus primeros números en Cable parecían dibujados por el maestro resucitado. Con todo, a medida que avanzaban los números, Ladrönn fue desarrollando su estilo, que se acercó más a la estética del cómic europeo, con evidente influencias de Moëbius y la saga del Incal.  Además, en una época en que cualquier dibujante  se vanagloriaba de presentar dos o tres splash-page (viñetas de una o dos páginas) por número (la mayoría de las veces sin justificación), Ladrönn era capaz de dibujar páginas con hasta 20 viñetas. Esto permitía a Casey desarrollar episodios más densos de contenido: a buen seguro, el argumento de un solo episodio de Cable equivaldría a una saga de 6 números de Brian Michael Bendis.

El tandem Casey-Ladrönn llegó a una compenetración absoluta: sabían que estaban creando algo diferente, y los argumentos de Casey parecían estar hechos para que Ladrönn se luciera: episodios como el del Secreto Máximo o el Contrato Némesis  permitían a Ladrönn la recreación gráfica de mundos de ciencia-ficción poblados de personajes con extraños atuendos.

Desafortunadamente, a pesar de las excelentes críticas recibidas, lo diferente no siempre es bien recibido, y el estilo de Ladrönn no acabó de convencer a los lectores habituales de la colección. Las ventas de Cable empezaron a caer y la editorial decidió cambiar de dibujante: el último número de Ladrönn sería el 70 USA. Joe Casey, solidarizado con el dibujante, anunció que se retiraba también en el mismo número. Su marcha era prematura e impedía que se cerraran a tiempo muchas de las tramas que había abierto. Aun así, el último ciclo Casey-Ladrönn tuvo sensación de final: primero nos introdujeron en la cataclísmica batalla entre Nathan y el Heraldo de Apocalipsis, que arrastraría a Cable hasta el mundo del Máximo Secreto; finalmente, de regreso a Manhattan se enfrentará a su propia condición de Mesías, a través del combate contra Caesar, antiguo creyente de las profecías de las Askani, cuya fe ha quedado corrompida al chocar con el escepticismo de Cable hacia su condición de líder espiritual; y dedicarán una splash-page final a cerrar la historia de amor entre Cable y la camarera Stacey.

Los argumentos que quedaron inconclusos, como el misterio de los Doce y la batalla final contra Apocalipsis fueron afortunadamente rescatados por el gran Alan Davis, unos meses después, en las dos series de X-Men. No obstante, la saga ya no giraba en torno a Cable (que sí participaba en la aventura) sino en su padre, Cíclope. Aun así, tuvimos un acierto de conclusión a una etapa magnífica.

¿Qué fue de Joe Casey y José Ladronn después de abandonar Cable?

Joe Casey realizó varios trabajos para Marvel, DC y Wildstorm, de los que me gustaría destacar especialmente su labor en Wildcats y Wildcats 3.0, series a las que dotó de un rumbo inaudito, cuando decidió convertir a sus personajes, un grupo de superhéroes, en empresarios de una multinacional. El resto de sus trabajos no han sido tan celebrados y cabe decir que se pegó un batacazo importante cuando intentó revolucionar la Patrulla-X: sus episodios no encontraron el tono adecuado y salían perdiendo en comparación con Nuevos X-Men, donde Grant Morrison y Frank Quitely estaban maravillando al personal. En la actualidad, es uno de los alma maters del colectivo artístico Man of Action, creadores de la serie de televisión Ben 10.

José Ladrönn siguió evolucionando y revolucionando Marvel con sus trabajos en Inhumanos y Los 4 Fantásticos. Ganó el Premio Eisner en 2006 por su álbum Hip Flash. En la actualidad, trabaja codo a codo con el shaman de la sci-fi europea, Alejandro Jorodowsky, en las sagas del Incal y con nuevos episodios de Hip Flash.

Una petición: ahora que las editoriales españolas están lanzadas a reeditar material de los 80 y 90 en ediciones de lujo, sería de justicia recuperar estos episodios de Cable para que pudieran descubrirlos todos aquellos que se los perdieron en su momento ( y que por la escasa relevancia del personaje, deben ser muchos).

Web de Man of Action, grupo al que pertenece Joe Casey:  http://www.manofaction.tv/

Web con una interesante galería de ilustraciones de Ladrönn: http://www.comicartcommunity.com/gallery/categories.php?cat_id=416&page=1

 Si te gusta Cable, te gustará: los episodios de Wildcats de Joe Casey, donde da una vuelta de tuerca total al concepto del super-grupo, en el tratamiento más original y sorprendente visto hasta el momento.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s